+ Dedos (Click sobre la imagen)

Luz tiene 36 años, trabaja como abogada en el centro de Armenia y su novio es médico. Hace 6 meses rentó un casa campestre y desde entonces sufre una alergia muy pruriginosa en los dedos de las manos. Presenta dos o tres episodios al mes, que controlaba muy bien con corticoides tópicos y sistémicos indicados por su pareja. Desde el pasado fin de semana la alergia se extendió a su mejilla derecha y ya no le sirven las muestras médicas que le regala su novio. No ha identificado ningún desencadenante, pero nota que el brote aparece cuando se levanta, muy temprano en las mañanas. 

En consulta le explicamos que tiene una dermatitis de contacto, y le recomendamos evitar el contacto con jabones, perfumes, joyas, esmalte y maquillaje, entre otras sustancias, pero el problema continúa.  

¿Crees que Luz tiene una dermatitis de contacto alérgica?

Si le indicamos unas pruebas de parche ¿Descubriremos la causa de la alergia?

¿La alergia tendrá alguna relación con su nueva casa campestre?

¿Algún detalle semiológico te llama la atención?